All we are is dust in the wind

All we are is dust in the wind

A NADIE PRETENDO COMUNICAR CERTEZA ALGUNA. NO LAS TENGO.

A lo sumo alguna conjetura, siempre desde la incertidumbre.

Hace años lo aprendí de Albert Camus. Más tarde, unas palabras de Michel Foucault volvieron a recordármelo: No hay que dejarse seducir por las disyunciones, ni aceptar acríticamente los términos del dilema: o bien se está a favor, o bien se está en contra. Uno puede estar enfrente y de pie.

"La idea de que todo escritor escribe forzosamente sobre sí mismo y se retrata en sus libros es uno de los infantilismos que el romanticismo nos legó...las obras de un hombre trazan a menudo la historia de sus nostalgias o de sus tentaciones, casi nunca su propia historia" (Albert Camus)

http://books.google.es/books?id=GiroehozztMC&pg=PA25&source=gbs_toc_r&cad=4#

PARA QUÉ SIRVE LA FILOSOFÍA. Paco Fernández.


martes, 6 de abril de 2010

Identidad judía: ¿Israel y/o la diáspora?

El judío diaspórico vive en un estado de esquizofrenía, dice A.B. Yehoshua: la auténtica vida judía sólo es posible en el marco del Estado de Israel. Sus detractores afirman que una entidad política como dicho Estado no es suficiente para agotar la riqueza del judaísmo y mucho menos para distinguir al judío auténtico del judio deficitario. Otros, que la esencia del judaísmo reside no en la implementación de la identidad mediante el recurso a un marco territorial sino precisamente en su contrario: el exilio, el desarraigo. Y usted, ¿qué dice? 


Me gustaría remitirles a un capítulo de mi libro Para qué sirve la filosofía en el que trato la cuestión planteada. Lleva por título "Una cita y tres fragmentos sobre Israel y la diáspora". De momento aquí les dejo una cita de Yehoshua:


Jewish-Israeli identity has to contend with all the elements of life via the binding and sovereign framework of a territorially defined state. And therefore the extent of its reach into life is immeasurably fuller and broader and more meaningful than the Jewishness of an American Jew, whose important and meaningful life decisions are made within the framework of American nationality or citizenship. His Jewishness is voluntary and deliberate, and he may calibrate its pitch in accordance with his needs.

Referencia de la cita: http://www.myjewishlearning.com/culture/2/Literature/Hebrew/Israeli_Literature/The_New_Wave/Yehoshua.shtml

3 comentarios:

Anónimo dijo...

¡¡¡Cuánto se agradece el cambio de fondo....!!!
¡Me ha ahorrado consultar al oculista!.
Mientras tanto, voy recopilando info para presentarle un buen pliego de descargo y alegaciones ante el muy mollar debate que se augura.
Y mil perdones de nuevo por entrarle al trapo; a ver si cunde la inquietud y me viera auxiliado por otros lúcidos e ilustrados intervinientes para que no todo fuera monocolor.
Lo dicho, Paco f., celebro el nuevo fondo y el "problema" enunciado.

(Spitfire).

Paco Fernández dijo...

Estimado Spitfire, el cambio de fondo nos beneficia a todos pues yo mismo estoy sorprendido de la diferencia con respecto al anterior. Recopile usted sin ningún pudor y presente su alegato, a ver si se propaga la epidemia y se une más gente a esta, a mi juicio, interesante discusión que se avecina.

Un saludo...

Paco f.

Anónimo dijo...

Introito: La piedra angular del sionismo es que los Judios son un pueblo, no sólo una religión.

Trallazo-impacto mental que produce zozobra y vértigo a corto, medio y largo plazo, al observar escenarios y comportamientos impropios, impensables, de acólitos y feligresía con pedigrí y rango abolengo...¿Cómo reacciona la Diáspora ante el sistemático y enjundioso trabajo de deslegitimación que llevan a cabo, periódicamente, los enemigos de Israel?(Considerando que en tan amplia y beligerante unión, cabalgan juntos fundamentalistas islámicos y su eurabiásica Quinta Columna zurdo-totalitaria y rebabas socialfascistas (el amplio espectro de la II Internacional aggiornada, pasada por Scandinavia y bendecida por el más meridional ladrón felón Craxi).

Si pregunto, no sólo retóricamente, “¿cómo reacciona la Diáspora ante el intento de deslegitimar, urbi et orbi, a Israel...?”, es porque áquella viene de antiguo mostrando -desde un cierto e importante segmento comunitario- un doble “trauma”: su independencia y/o rechazo respecto a la centralidad de Israel y la mucha tibieza o gelidez militante en contrarrestar las periódicas olas de hostilidad y agit-prop antiisraelí.
No es de extrañar tanto por la parte de algunas insignes luminarias judías de izquierda - Chomsky, Shahak, Avneri, Pappe, los Neturei Karta (en el sector ultra fanáticamente religioso) etc-, como por parte de miembros y oradores en seminarios de Hasbará (Esclarecimiento hacia el Exterior) que sin pudor dejan caer que la judeofobia no existe, o que es culpa de los judíos, o que Israel es terrorista, o que el antisionismo no es tan grave. Así, como suena y desde la Diáspora.

Este es el problema más serio que afecta al Pueblo Judío hoy: LA AUTOFLAGELACIÓN -afirma G.D.Perednik-; la aquiescencia para con los peores enemigos de Israel que proviene precisamente de los organismos que reciben fondos para mostrar la causa de Israel y el Pueblo Judío.

Algo mucho más grave y enfermizo que el referido y citado "síndrome de W.Benjamin" apuntado por Paco f.

(Continuará)

(Spitfire).