All we are is dust in the wind

All we are is dust in the wind

A NADIE PRETENDO COMUNICAR CERTEZA ALGUNA. NO LAS TENGO.

A lo sumo alguna conjetura, siempre desde la incertidumbre.

Hace años lo aprendí de Albert Camus. Más tarde, unas palabras de Michel Foucault volvieron a recordármelo: No hay que dejarse seducir por las disyunciones, ni aceptar acríticamente los términos del dilema: o bien se está a favor, o bien se está en contra. Uno puede estar enfrente y de pie.

"La idea de que todo escritor escribe forzosamente sobre sí mismo y se retrata en sus libros es uno de los infantilismos que el romanticismo nos legó...las obras de un hombre trazan a menudo la historia de sus nostalgias o de sus tentaciones, casi nunca su propia historia" (Albert Camus)

http://books.google.es/books?id=GiroehozztMC&pg=PA25&source=gbs_toc_r&cad=4#

PARA QUÉ SIRVE LA FILOSOFÍA. Paco Fernández.


domingo, 14 de marzo de 2010

¿SON COMPARABLES COMUNISMO Y NAZISMO EN TANTO DOS FORMAS DE TOTALITARISMO?



Alain de Benoist COMUNISMO Y NAZISMO 25 REFLEXIONES SOBRE EL TOTALITARISMO EN EL SIGLO XX

Por azar, como en tantas otras ocasiones en las que recorro los pasillos de una librería, cayó en mis manos (o mis manos cayeron sobre él) el libro de Alain de Benoist Comunismo y nazismo. Un libro muy bien escrito, con profusión de datos y referencias, con la estructura adecuada para leerlo de un tirón y no perderse durante el viaje. Un buen libro. En la forma y en el contenido. En el subtítulo se expone claramente el objetivo del autor: 25 reflexiones sobre el totalitarismo en el siglo XX (1917-1989). Voy a intentar enunciar algunas de ellas, aquéllas de las que se derivan el resto. Pero, no se fíen ni de mi resumen ni de mis intenciones, léanlo y procedan a ponernos a parir.

0. Memoria e historia se oponen radicalmente. Representan dos formas antagónicas de relacionarse con el pasado. La memoria no puede sustituir a la historia. En un Estado de derecho y en una nación democrática el deber lo tenemos con la historia, no con la memoria.
1. El comunismo es intrínsecamente criminal y virtualmente exterminador. Sin embargo, hasta 1991 siguió conservando toda su legitimidad internacional. Lenin: “Sería una gran vergüenza mostrarnos dubitativos y no fusilar por falta de acusación.”
2. La comparación entre comunismo y nazismo es, de hecho, no sólo legítima, sino indispensable para que ambos totalitarismo se tornen inteligibles. La diferencia de intenciones o de ideas entre ambos no es un argumento sólido para establecer diferencias con respecto a su carácter totalitario. Los regímenes políticos no se juzgan por sus intenciones sino por sus actos. En cuanto a la URSS, ya no se puede sostener, de ningún modo, que el estalinismo fuese una corrupción (o desviación) del buen comunismo liderado por Lenin. Stalin se limitó a sistematizar el aparato de Terror leninista.
3. Tanto el comunismo como el nazismo intentaron la erradicación de una parte de la humanidad, bien como genocidio de clase, bien como genocidio de raza: Terror planificado motivado por el odio de clase o el odio de raza, profilaxis social o racial, todo es lo mismo. Quizás, la única diferencia es que el comunismo extendió el Terror a la humanidad entera. Su lucha en nombre de la humanidad puso a toda ella bajo sospecha.
4. Las ideas que se encuentran en la base del comunismo y del nazismo son falsas. Ni la fuerza de las convicciones de aquéllos que las defendieron, ni su heroísmo, ni su pasión, son argumentos para justificar la mentira que hay en ellas. La virtud de los hombres no hace virtuosas las ideas que defienden.
5. Es necesario explicar porqué aún se considera defendible. en el plano político, intelectual y moral, un régimen totalitario como fue el comunista.
6. Combatir el anti-fascismo fue una estrategia comunista para enmascarar sus política criminal y alinearse junto a las democracias occidentales a fin de legitimarse ideológicamente.
7. Comunismo y nazismo son dos formas de totalitarismo. Coinciden en las siguientes características: una ideología oficial que abarca todos los sectores de la vida social; un partido único enraizado en las masas; un sistema político organizador del terror; un control monopolístico de los medios de información y comunicación; una dirección centralizada de la economía; una visión maniquea y mesiánica de naturaleza “religiosa” y un voluntarismo extremo y paroxístico; una aspiración a lo homogéneo mediante la reducción de la diversidad humana; la intención de poner fin a la historia mediante una aceleración radical de la misma; la voluntad de hacer desaparecer lo aleatorio, lo imprevisible, según el espíritu de cálculo.
8. El fanatismo totalitario se encuentra modelado por la modernidad: el racionalismo y el cientismo de la Ilustración. Por ello, las democracias no están en absoluto inmunizadas contra el totalitarismo.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Reconozco en el director del blogg "TIERRA DE NADIE" a un atrevido e inquieto iconoclasta que, conforme deambula por esos irregulares e incómodos parajes y pedregales, va acumulando en su físico, inseparable y mental zurrón, los más brillantes y sólidos cantos rodados malgré la incomodidad, a primera vista, de tan polimórfico peso.

Atreverse públicamente a reseñar sin el más mínimo rubor a Alain de Benoist -tan denostado él, lapidado y masacrado por las diversas tendencias del pensamiento “apiñónfijo” totalitario -, no sólo es meritorio sino que certifica la coherencia y la honradez intelectual del caminante que nos jura, en frontispicio, carecer de certezas.

Quien suscribe, reivindica en este espacio, al inolvidable y genial marsellés, Jean François Revel, ateo, defensor del liberalismo democrático y, poseedor del impagable pedigrí -no todos lo tuvieron, ni antes, ni durante...-, de haber sido miembro de la Resistencia francesa contra el nazismo y crítico sin fisuras contra el totalitarismo soviético y adláteres.

Jean F. Revel enseñó filosofía en Argelia. (¿Se puede enseñar la tal...?. Y no es retórico.).
Y del hilo al ovillo. De un digno transeúnte en Argelia a un digno argelino piednoir y Nobel de Literatura (1957). Repasando el suplemento de ABC, “las artes y las letras” -semana del 13 al 19 de marzo-, en su página 46 se puede ver lo mucho y bueno que escribe Félix Romeo en su “Sin Papeles”, y un regalo que desinteresadamente hace al personal que le frecuenta. Cuenta Romeo que el escritor Daniel Gascón le recomendó un DOCUMENTAL de Jean Daniel y Jöel Calmettes sobre ALBERT CAMUS, “Una tragedia de la Felicidad” y colgado en YouTube con subtítulos en castellano. Pero la web que Romeo nos brinda NO permite visionar el video citado, de manera que quien suscribe ha encontrado una muy válida: http://www.youtube.com/watch?v=M0LT3QJUw98
con imágenes y la voz de CAMUS “toreando al viento”, música clásica española de fondo y, en resumen, una delicia para los incondicionales.

Por último, otra dirección en donde leer, del pensador Alain de Benoist, su “HEIDEGGER, CRÍTICO DE NIETZSCHE”: http://www.alaindebenoist.com/pdf/heidegger_critico_de_nietzsche.pdf


Salud! (Spitfire)

Jose Antonio dijo...

Quizá te gustaría saber que el personaje, Alain de Benoist, fue uno de los "afortunados" (de hecho se sentó a su derecha) de la extrema derecha radical francesa que se reunió con el embajador iraní en París no hace mucho, y que se mostró exultante como todos los demás con su presencia y sus palabras.

Hace ya mucho tiempo que Benoist dejo ciertas apariencias de respetabilidad y de pensamiento no totalitario en el trastero.

En fin, comparar a Revel con Benoist es comparar a Dios... (lo dejo porque el dicho no es demasiado afortunado)

Benoist en su salsa "parda y verde"

Jose Antonio dijo...

Por cierto, imagino que la vía de Benoist en su libro es más o menos similar que la de Ernst Nolte, un historiador alemán también problemático pero mucho más interesante, y te recomiendo un libro (una disputa) entre él y Francois Fauret, un gran historiador frances.

Benoist es del grupo de la nueva derecha, especie de neofascismo elitista , con tintes anticristianos y neopaganos.

Anónimo dijo...

Gracias por tus infos, José Antonio. Vaya por delante que "no conociendo" a Benoist nada me permito. Tampoco tenía el dato acerca de la reunión del citado con el iraní.

Copio y pego algo que sí afirmé en mi anterior comentario del pasado 15 marzo: Quien suscribe, reivindica en este espacio, al inolvidable y genial marsellés, Jean François Revel, ateo, defensor del liberalismo democrático y, poseedor del impagable pedigrí -no todos lo tuvieron, ni antes, ni durante...-, de haber sido miembro de la Resistencia francesa contra el nazismo y crítico sin fisuras contra el totalitarismo soviético y adláteres.

A propósito: excelente tu Blog Safed.

(Spitfire).